Pastillas para la alergia naturales.

Según los expertos en alergias, 1 de cada 5 personas, padece algún tipo de alergia (1).  Estas alergias pueden ser alergias estacionales, alergias a alimentos o de otro tipo.

La mayoría de las personas que luchan contra una alergia acuden al médico para recibir tratamiento, el cual va desde acetaminofenos hasta antihistamínicos, a pesar de que en muchas ocasiones empeoran aún más los síntomas de alergia (2)

Cuando la temporada de alergias llega nos vemos envueltos en senos congestionados, dolores de cabeza, ojos llorosos o con picazón y otros signos de alergia que muchas personas tratan de aliviar a través de medicamentos.

La buena noticia es que no es absolutamente obligatorio tomar ningún medicamento para controlar los síntomas de alergia.

Existen muchas pastillas para la alergia naturales a tu disposición, incluso puedes usar aceite esencial de incienso o de eucalipto, para controlar los síntomas.

A continuación vamos a ver cuáles son las mejores pastillas naturales para la alergia que puedes encontrar.

Vinagre de sidra de manzana.

Durante muchos años se ha recomendado el vinagre de sidra de manzana para tratar la alergia.

Beber un vaso de agua con una cucharadita de vinagre de sidra de manzana y un poco de zumo de limón recién hecho es una de las mejores maneras de levantarnos cada mañana.

A la primera señal de un ataque de alergia, también puedes colocar una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en una pera de irrigación para realizarte un lavado de los senos natural.

Si no te apetece mucho beber ni introducir en tu nariz ninguna cantidad vinagre de sidra de manzana, siempre podrás recurrir a un suplemento con vinagre de sidra de manzana.

De esta forma podrás beneficiarte de todas sus propiedades sin tener que notar su sabor.

Quercetina.

La quercetina se encuentra de forma natural en alimentos vegetales como las verduras crucíferas (brócoli o coliflor), cebollas, té verde y cítricos.

La quercetina es un bioflavonoide que estabiliza la liberación de histaminas y ayuda a controlar de forma natural los síntomas de alergia.

Un estudio reciente demostró que la quercetina es eficaz para reducir las alergias porque ayuda a calmar la hiperactividad de las vías respiratorias.

Es tan poderoso que varios investigadores han demostrado que la quercetina puede ayudar a controlar las alergias al cacahuete, la causa principal de ataques de alergia mortales (4).

Varias fuentes sugieren que es mejor usar la quercetina como un remedio a largo plazo, ya que puede necesitar varios meses para comenzar hacer efecto.

Las personas propensas a sufrir alergias estacionales deben comenzar a tomar quercetina unas pocas semanas antes de que llegue la primavera, cuando los árboles y las plantas comienzan a florecer.

Lo recomendable es tomar 1.000 miligramos al día.

Varias investigaciones demuestran que la quercetina detiene la producción y liberación de histamina (5).

Ten en cuenta que la quercetina puede interferir con ciertos medicamentos, como antibióticos, ciclosporina y otros medicamentos modificados por el hígado (6).

Ortiga.

La ortiga tiene una rica historia de uso medicinal que se remonta a la Europa medieval, donde fue utilizada como un diurético para aliviar el dolor en las articulaciones y la retención de líquidos (edema).

Según los expertos, los estudios sugieren que la ortiga puede tratar eficazmente una amplia gama de problemas de salud, entre ellos (7):

  • Problemas urinarios como infecciones del tracto urinario.
  • Hiperplasia prostática benigna.
  • Fiebre del heno (rinitis alérgica).
  • Dolor articular, esguince y distensiones.
  • Picaduras de insectos.

Pero si por algo se caracteriza la ortiga es por tratar los síntomas de la alergia.

Varias investigaciones han demostrado que la hoja de ortiga controla las histaminas, por lo que un número creciente de médicos recomienda tomar una preparación liofilizada antes de que comience la temporada de la fiebre del heno.

También se puede utilizar como suplemento alimenticio, infusión o en forma de tintura.

Se recomienda tomar 300–500 miligramos dos veces al día.

La ortiga contiene antihistamínicos y propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la producción de histamina y de los correspondientes síntomas.

Si estás tomando litio, sedantes, anticoagulantes, antidiabéticos o antihipertensivos, ten en cuenta que la ortiga puede presentar contraindicaciones con estos medicamentos (8).

Probióticos.

Cada vez está más claro que un sistema inmunológico fuerte comienza con un intestino sano.

Más del 80% de nuestra función inmunológica se concentra en el tracto gastrointestinal.

No debería sorprendernos que sigan saliendo estudios que afirmen que el  uso de suplementos con probióticos conlleva un menor riesgo de alergias (9).

Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven dentro del tracto gastrointestinal y ayudan a defenderlo contra infecciones, virus y alergias.

Son tan efectivos que un estudio publicado en la revista Pediatrics demostró que las mujeres que toman probióticos regularmente durante el embarazo reducen significativamente el riesgo de que sus hijos desarrollen alergias (10).

Se recomienda tomar 50 mil millones de UI (2 a 6 cápsulas) al día.

Los probióticos modifican la flora intestinal en el intestino y ayudan a estimular el sistema inmunológico (11).

Si bien los estudios sobre el uso de probióticos aún se encuentran en las etapas iniciales, otro estudio del European Annals of Allergy and Clinical Immunology respalda los hallazgos de que los probióticos pueden ser un tratamiento eficaz contra las alergias (12).

Pastillas naturales para la alergia

Espirulina.

Se recomienda tomar 1 cucharadita al día.

La espirulina es uno de los suplementos más investigados y los resultados son prometedores. Según los expertos, la espirulina detiene la liberación de histamina causante de los síntomas (13).

Se ha demostrado que el consumo de espirulina mejora significativamente los síntomas, incluida la congestión nasal, los estornudos, el moqueo y la picazón, en un estudio doble ciego controlado con placebo (14).

Vitamina A.

Se recomienda tomar 2.000 microgramos al día.

La vitamina A  refuerza el sistema inmunológico, combate la inflamación y tiene propiedades antihistamínicas.

Bromelaína.

Se recomienda tomar 1.000 miligramos al día.

La bromelaína, una enzima presente en la piña, ayuda a reducir la hinchazón en la nariz y los senos nasales, aliviando los síntomas de la fiebre del heno.

También te pueden interesar otros suplementos con enzimas digestivas.

Zinc.

Se recomienda tomar 30 miligramos al día.

El zinc ayuda a aliviar la fatiga suprarrenal causada por el estrés crónico. Como ya se sabe, el estrés empeora los síntomas de las alergias estacionales y el zinc ayuda a regular cómo almacena histamina nuestro cuerpo.

Compártelo para que tus amigos se enteren.
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin